Más del 20 por 100 de los perros sufren esta enfermedad hereditaria que provoca deformación de la articulación de la cadera, artrosis, dolor e importantes problemas de movilidad.

Detectarla antes de que se manifieste permitirá tomar medidas a tiempo para controlar su evolución. Por ello, Bioibérica Veterinaria, tras varios años de investigación, ha desarrollado Dysgen®, un chip de ADN que permite, a partir de una simple muestra de sangre, determinar la predisposición genética del perro a desarrollar displasia de cadera. Según los marcadores genéticos, clasifica el ADN como predisposición genética mínima, baja, mediana o alta. Hasta ahora, era preciso anestesiar el perro y realizar una radiografía cuando en muchas ocasiones la displasia ya se había desarrollado. Dysgen® ya está disponible para Labrador Retriever y en un futuro próximo estará disponible para otras razas caninas.

¿Qué es la displasia de cadera?

Entre las enfermedades articulares que se pueden presentar en las caderas de los perros se encuentra la displasia. Es una enfermedad que afecta a la mayoría, si no a todas las razas de perro. Se considera la más común de las enfermedades ortopédicas.

El desarrollo de osteoartrosis en la articulación coxofemoral (cadera) canina suele ser el resultado de la displasia de cadera, aunque puede tener otras causas, como la fractura de acetábulo, de la cabeza del fémur o del cuello femoral, e incluso la reparación quirúrgica de estas fracturas puede provocar la osteoartrosis.

La displasia es una enfermedad de desarrollo heredada que implica una incongruencia entre la cabeza del fémur y el acetábulo, y que invariablemente conduce a un proceso degenerativo articular. Cuando está presente, la displasia de cadera es, en la mayoría de los casos, bilateral.

Los síntomas clínicos agudos tienden a reflejar dolor de aparición súbita: una cojera potencialmente grave, a menudo unilateral. Por lo general, aparecen entre los cuatro y los ocho meses de edad. Los perros afectados pueden mostrar rechazo a la realización de actividades de propulsión, incluyendo saltar, subir escalones o escaleras, galopar o caminar durante largos periodos de tiempo. Incluso pueden presentar cambios de comportamiento, como el rechazo a jugar, introversión o tendencias agresivas.


Poco se sabe acerca de la relación de aspectos específicos de la enfermedad de la articulación de la cadera, es decir, subluxación, luxación, desgaste del cartílago, engrosamiento de la cápsula articular, osteofitos y presencia de ratones articulares, y el tipo y gravedad de los síntomas clínicos.

El tratamiento de la displasia de cadera puede requerir cirugía. La cirugía puede realizarse de forma precoz para influir positivamente en el desarrollo de la pelvis y de la articulación de la cadera o más adelante en la vida para limitar el dolor y la discapacidad resultante de la osteoartrtosis de cadera. Muchos pacientes con displasia se tratan de forma conservadora, sin cirugía.

Debido a la alta incidencia de displasia de cadera en muchas razas, especialmente razas grandes con grueso tejido subcutáneo y relativamente modesta masa muscular, es básico estudiar las razas que presentan riesgo para identificar la presencia de factores predisponentes de forma precoz. Parece ser que la presencia de subluxación de cadera es el factor predisponente clave a la displasia, por lo que su detección a edad temprana es fundamental. La presencia de displasia puede ser diagnosticada por radiografía a las 16 semanas de vida y, en menor medida, por palpación.

Cuando los veterinarios diagnosticamos displasia de cadera en un perro adulto, las opciones de tratamiento conservador deben ir encaminadas a reducir al mínimo el dolor, optimizar las condiciones de vida, mantener la fuerza muscular y de resistencia, el movimiento articular y, en caso necesario, proporcionar asistencia durante la ambulación.

La minimización del dolor articular se conseguirá mediante la optimización de las condiciones de vida, la adaptación de sus actividades, el fomento de la pérdida de peso, la administración de fármacos para el dolor y la administración de suplementos alimenticios.

 

Colaboradores

Localizador

Visitas

Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy94
mod_vvisit_counterTotal1150695

Tenemos 39 invitados conectado(s)

Eventos